Ines y Carlos

Inés y Carlos son una pareja que no querían fotos de boda, de hecho quienes me contratan son sus padres. Al tener la costumbre y obligación de entrevistarme con las personas que fotografío descubro el porqué de sus reticencias. No quieren un reportaje lleno de tópicos, son pocos invitados y de hecho solamente está la familia.

Les pido que me dejen hacer, sé lo que quieren y que solarmente tienen que ser ellos mismos. Les sugiero empezar el reportaje desayunando juntos porque contraviniendo a los malos farios se visten en su casa al mismo tiempo y seguir a su lado en todo momento sin molestar.

Llevaba muchos años queriendo hacer un reportaje así, sencillo, con pocos invitados y donde lo que prima es la documentación artística por encima del artificio y como no la emotividad de los momentos.

¡Ah! y casualidades de la vida. El mismo día de la boda descubrimos que tenemos conocidos muy cercanos en común.